Act 4 Me

Your Choice To Give Is Their Chance to Achieve

Acerca Terapia

Acerca de enfermedades pediátricas neurológicas, retraso en el desarrollo y la terapia.

boy2

Trastornos neurológicos pediátricos son condiciones de salud que afectan el sistema nervioso, incluyendo el cerebro, los nervios y la médula espinal en niños. Los trastornos neurológicos son enfermedades o lesiones del sistema nervioso central que causan parálisis de cualquier parte del cuerpo y que afectan a los niños de manera diferente que a los adultos. Hay diferentes trastornos neurológicos pediátricos, algunas con nombres y muchos de ellos sin nombres. Algunos de los trastornos neurológicos pediátricos más comunes son la epilepsia, así como las distrofias musculares.

Los trastornos neurológicos son muy diversos, crónicos, difíciles de tratar y frecuentemente causan discapacidad. Pueden ser causados por diferentes factores como: anormalidades genéticas, herencia, problemas en el sistema inmunológico, daño al cerebro, al sistema nervioso o a la diabetes. Estos trastornos se pueden presentar al nacer y en muchos otros casos los médicos no pueden determinar cuando iniciaron.

Independientemente de la causa exacta, todos estos trastornos ocasionan daños a las neuronas del cerebro.

Muchas enfermedades mentales se cree que son ocasionadas por trastornos neurológicos del sistema nervioso central, pero se clasifican por separado. Cientos de millones de personas en todo el mundo se ven afectadas por trastornos neurológicos.

La terapia y retrasos en el desarrollo:

350_IMG_0712

Los hitos en el desarrollo durante la infancia se determinan por el promedio en que los niños alcanzan ciertas habilidades. Los retrasos en el desarrollo ocurren cuando los niños no llegan a los hitos en el tiempo esperado. Estos retrasos son un resultado común de muchas enfermedades neurológicas y pueden ocurrir en una o más áreas, como en el área motriz, habla, lenguaje, social así como en las habilidades de pensamiento. La terapia ha demostrado no sólo ser eficaz en el tratamiento del retraso del desarrollo, sino una necesidad para realizar sus actividades diarias y ayudar con su autoestima.
Aunque hay muchos tipos de tratamientos disponibles, en este momento nos vamos a enfocar en tres categorías; Terapia Física, Ocupacional y de Lenguaje.

Terapia ocupacional:

330_Andres7bEs una disciplina que se centra en ayudar a las personas en alcanzar su independencia en todas las áreas de sus vidas. Se utilizan métodos diferentes y actividades divertidas para mejorar el desarrollo cognitivo, para desarrollar habilidades físicas y motoras; así como para mejorar su autoestima.
Un terapeuta ocupacional puede observar las habilidades de un niño a través del juego y evaluar su rendimiento escolar como también sus actividades diarias y así compararlas con lo que es apropiado para el desarrollo de ese grupo de edad.
La Terapia Ocupacional puede ayudar a mejorar las habilidades del niño en el área de motricidad fina para que puedan agarrar y soltar cosas, como también prepararlos para su escritura.
Los terapeutas también abordan la coordinación mano-ojo para mejorar las habilidades de juego, tales como golpear un objetivo, batear una pelota, o copiar de un pizarrón. Pueden ayudar a los niños con mayores retrasos en su desarrollo a aprender algunas tareas básicas, tales como bañarse, vestirse, lavarse los dientes y alimentarse por sí mismos.
La Terapia ayuda a los niños con trastornos en la conducta para que puedan dominar sus habilidades necesarias para lograr el uso de la computadora o en aumentar la velocidad y legibilidad de su escritura. Ellos trabajan con los niños que tienen problemas sensoriales y de atención para mejorar el enfoque y las habilidades sociales. La terapia ocupacional ayuda a los niños con discapacidad para que sean lo más independiente posibles.
Es importante lograr este objetivo mediante actividades que son significativas para el niño, así como para la familia.

¿Cuándo es necesaria la terapia?

Los niños pueden necesitar fonoaudiología por una variedad de razones: Problemas de audición, retrasos cognitivos, musculatura oral debil,defectos de nacimiento como labio leporino,autism,problemas motores, problemas respiratorios,trastornos al tragar o por lesiones cerebrales traumáticas.
La terapia debe comenzar lo antes posible. Los niños que reciben terapia temprano en su desarrollo (aquellos menores de 3 años de edad) tienden a tener mejores resultados que aquellos que comienzan la terapia más tarde. Esto no quiere decir que los niños mayores no se benefician de la terapia sino que lo hacen a un ritmo más lento porque ya han aprendido otros patrones que deberán cambiar.
Los padres son una parte muy importante en la terapia y ayudan a determinar el éxito del programa. Los niños que completan el programa con más éxito y con los mejores resultados a largo plazo son aquellos cuyos padres han estado involucrados. Ayudemosles a que financieramente lo puedan lograr!!

Terapia física:

250_Andres2Un fisioterapeuta está especializado en mejorar el desarrollo y función de los músculos que tiene el niño en las piernas, los brazos y el área abdominal. La terapia física ayudará a los niños a desarrollar mejores maneras de equilibrio, a caminar, patear, tirar o incluso montar en bicicleta. Ejercicios especiales se utilizan para la prevención de las complicaciones músculo-esquelético, como el debilitamiento intenso o el deterioro de los músculos debido a la falta de uso o para prevenir las contracturas de los músculos, llegando a ser rígida y fija en una posición anormal.
Los terapeutas ayudarán al niño con su espasticidad, en otras palabras, la incapacidad de movimiento debido a la involuntaria tensión muscular ocasionada por un daño en el cerebro. La intervención temprana disminuirá los retrasos en alcanzar determinados hitos de desarrollo. El equipo terapéutico que se utiliza durante el tratamiento puede incluir cintas de correr, bicicletas, triciclos y columpios especializados, así como la estimulación neuromuscular y el ultrasonido. Es indispensable enseñar a niños con necesidades especiales a controlar sus actividades diarias como subir y bajar de la cama, las escaleras o de un automóvil. Es realmente crucial para que tengan una mejor calidad de vida.

Terapia del habia y del languaje:

La terapia del habla y del lenguaje es el tratamiento para la mayoría de los niños con discapacidades del habla y aprendizaje del lenguaje. Las discapacidades en el habla se refieren a problemas con la producción de sonidos, mientras que los problemas con el aprendizaje del lenguaje son las dificultades al combinar las palabras para expresar ideas.

Trastornos del habla y del lenguaje
Los trastornos del habla se pueden clasificar según describimos a continuación:

Los trastornos de articulación – dificultad producir sonidos en las silabas y al emitir palabras de forma incorrecta de modo que otras personas no pueden entender lo que la persona está diciendo.
– Trastornos con la fluidez del habla con problemas que incluyen tartamudez – una condición donde el habla se interrumpe debido a pausas anormales, repeticiones o sonidos prolongados y silabas.
– Resonancia o trastornos de la voz – incluye problemas con el tono, el volumen o la calidad de la voz. Distrae a los oyentes de lo que se está diciendo. Estos tipos de trastornos también pueden causar dolor al niño o hacerle sentir incómodo cuando está hablando.
– Disfagia Oral/Trastornos de la alimentación – incluye dificultades al comer o al tragar.

Los trastornos del lenguaje pueden ser receptivos o expresivos:
– Los trastornos receptivos se refieren a las dificultades al entender o procesar el lenguaje.
– Los trastornos expresivos incluyen dificultades para combinar palabras, vocabulario limitado o inhabilidad de usar el lenguaje en forma socialmente apropiada.

Los terapeutas utilizan una variedad de estrategias incluyendo:
Actividades de intervención del lenguaje. En estos ejercicios el Patólogo del Habla y del Lenguaje interactuará con un niño jugando y hablando. El terapeuta puede utilizar fotos, libros, objetos o eventos actuales para estimular el desarrollo del lenguaje. El terapeuta también puede pronunciar correctamente las palabras como ejemplo y utilizar ejercicios de repetición para fortalecer el habla y los mecanismos del lenguaje.
Terapia de la articulación. Los ejercicios de articulación o producción de los sonidos incluyen la pronunciación correcta de sonidos y silabas por parte del terapeuta generalmente durante actividades de juego. El terapeuta le demostrará físicamente al niño cómo emitir ciertos sonidos como el sonido de la “r” y cómo mover la lengua para producir ciertos sonidos.
Terapia oral y motora de la alimentación. El terapeuta utilizará una variedad de ejercicios, incluyendo el masaje facial, y movimientos para ejercitar la lengua, labios y mandíbula que fortalecen los músculos de la boca. El terapeuta también trabajará con diferentes texturas y temperaturas de alimentos para incrementar la atención oral del niño mientras come y traga.

Aunque muchas personas están familiarizadas con enfermedades ocasionadas por trastornos neurológicos,
a continuación mencionamos algunas y les presentamos algunas estadísticas.

Epilepsia: También se le llama trastorno de convulsiones, epilepsia se caracteriza por ataques repetidos, que duran desde unos pocos segundos a unos pocos minutos y pueden ocurrir tan a menudo como varias veces al día. Son causadas por una fuerte explosión de energía eléctrica en el cerebro.
Uno de cada 100 niños experimenta algún tipo de convulsión.
Más de 3 millones de personas en los EE.UU. tienen alguna forma de epilepsia.

Parálisis cerebral: El término parálisis cerebral se refiere a un grupo de trastornos neurológicos que aparecen durante la infancia o niñez temprana y que afecta permanentemente la capacidad del niño para coordinar los movimientos del cuerpo. PC hará que los músculos sean débiles y flexibles o rígidos y tiesos. El origen de la PC es un producto de anormalidades en el cerebro.
Dos de cada 1000 recién nacidos desarrollan parálisis cerebral.

Trastorno del Espectro del Autismo: Un grupo de trastornos del desarrollo, donde los síntomas generalmente aparecen antes de la edad de tres años se caracterizan por la interacción social limitada, problemas con la comunicación verbal y no verbal así como actividades o intereses seriamente limitadas. Los varones tienen cuatro veces más probabilidades de desarrollar autismo que las niñas.
Uno o dos cada 1000 niños están actualmente diagnosticados con autismo.

Espina Bífida: También se le llama columna vertebral leporino o espina abierta. La espina bífida es el defecto congénito más común de discapacidad en los Estados Unidos. Este defecto del tubo neural desarrolla un problema con la médula espinal o con sus capas. Generalmente ocasiona daño a los nervios que causan parálisis de las piernas, dificultades de aprendizaje, así como problemas intestinales y urinales.
Uno de cada 1000 niños nace con espina bífida.

Síndrome de West: Es un síndrome poco común de espasmos infantiles también llamada flexión de la epilepsia generalizada. El síndrome es a menudo causado por una disfunción orgánica cerebral y generalmente se produce entre el tercer y duodécimo mes de vida. Este puede ser prenatal, perinatal o postnatal.
Uno de cada 3200 a 3500 en los niños es diagnosticado con Síndrome de West

Distrofia Muscular: Este término se utiliza para describir un grupo de más de 30 enfermedades que afectan a la función de los músculos. La distrofia muscular es un trastorno genético que debilita gradualmente los músculos del cuerpo. Es causada por la falta o incorrecta información genética que impide que el cuerpo produzca las proteínas necesarias para construir y mantener los músculos sanos. La distrofia muscular más común se llama distrofia muscular de Duchenne.
Uno de cada 3000 niños desarrollarán distrofia muscular de Duchenne

Tumores en el cerebro y la médula espinal: Son crecimientos anormales de tejido dentro del cráneo o la columna vertebral ósea, que son los componentes primarios del sistema nervioso central (SNC). Los tumores pueden ser cancerosos. El SNC está alojado dentro de una zona ósea rígida por lo que cualquier crecimiento anormal, ya sea benigno o maligno, puede ejercer presión sobre los tejidos sensibles y ocasionar alteración en su función.
Cerca de 3000 niños son diagnosticados cada año en los EE.UU. con tumores del cerebro y la médula espinal.

Infarto Cerebral: Hay dos formas de accidente cerebro vascular. El isquémico se presenta cuando hay una obstrucción de los vasos sanguíneos que irrigan al cerebro y el hemorrágico cuando se produce una hemorragia dentro y alrededor del cerebro. Los infartos cerebrales no sólo afectan al cerebro sino a todo el cuerpo y a menudo dejan al niño con alguna forma de parálisis. Dichos infartos generalmente ocurren antes de los dos años de edad.
Los infartos pediátricos son raros, y ocurren en tres de cada 100.000 niños

Páginas de Interés

www.ninds.nih.gov
www.neurology.health-cares.net
www.nlm.nih.gov/medlineplus/neurologicdiseases.html

American Academy of Pediatrics
www.aap.org